anuncios clasificados Los Pasos Del Pescador (Ñánde Corrientes porâ): junio 2009

viernes, 26 de junio de 2009

PUEBLITO PEQUEÑO,....LINGOTES DE ORO GIGANTES

El magestuoso río Paraná baña las costas de toda la Mesopotamia Argentina.
En su derrotero encuentra a una típica localidad del interior de la Provincia de Corrientes.
Este pueblito lleva de nombre Yahapé, ubicado en el Departamento de Berón de Astrada.
Desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dista 1.130 km, y desde la ciudad de Corrientes (capital pcial.) 140 km después de desviarse de la ruta nacional 12, unos 3km de tierra (su entrada).

Al llegar a este pueblito de mi amada Provincia, uno se encuentra con 600 habitantes, callecitas de tierra, canoas de colores, una delegación policial, escuela primaria y secundaria, una capillita donde reconciliarse con Dios o cultivar la fe que los habitantes llevan en sus almas, más un salón municipal que los municipios lo construyen para ser destinados a usos mùltiples (bailes, reuniones sociales varias, cumpleaños, casamientos, etc.). En estos salones frecuentan los encuentros de los vecinos.
Como suele ocurrir en las placitas, allí muchos nos vemos las caras cada día, y noches veraniegas. En esas placitas de pueblos chicos, ¿cuántos habrán iniciado un romance que culminó en casamiento y la conformación de un hermosa familia?. Costumbres pueblerinas que se dicen...

Pero claro, a Yahapé lo acaricia cotidianamente el río Paraná, que en idioma guaraní significa "Padre de las aguas". (por extensión "Padre de los ríos").
Y como buen Padre, cobija buenos hijos; entre ellos el "lingote de oro con escamas".
Mi hermano de los anzuelos, Peto, es guía de pesca en esos lares.
Mil aventuras hemos vivido con Peto. En esta ocasión no fuí de la partida. Sí turistas que lo requirieron.
Aquí quiero compartir con ustedes, dos salidas de bùsqueda del "lingote". Una a fines de Mayo y la otra el 7/8 de Junio. Agradezco a Peto el que me haga llegar testimonios de estas preciosas aventuras de cañas, reeles y moscas.

PESCA 1, 07-8/06/09:


Instante en que el "lingote de oro con escamas" hace alarde de toda su salvaje bravura al ser clavado.
Sus contorsiones y saltos acrobáticos destellando flashes amarillos no dejan de ser obsequiados a la vista de quien clavó un "tigre" de los ríos. También disfrutan todos quienes son testigos del momento ùnico.

Falta arrimarlo.La caña (#8) es la que marca con su parábola todo el potencial de quien está del otro lado, mientras el yyyyyyiiiiiiiiiiiiiiiii, yyyyiiiiiiiii, yyyyiiiiiiiiiiii del carrete hace oir la melodía de la pesca. El lingote no se entrega y el pescador ansía tenerlo en sus manos.

Por fin lo que parecía interminable, llegó a su fin.
¡Qué precioso animal!!!!!!. Y el pescador feliz.
Peto no se equivocó de lugar.

La lancha de Peto (en este caso un bote de aluminio) siguió escudriñando cada corredera y cada palo emergente. Allí acechan los dorados y él lo sabe, ...vaya que lo sabe, es un capo total.
La historia se repite. Cae la mosca, nada un poco y ¡¡¡zzaaaaaassssss!!!!, explota el agua y mil brillos color oro por el aire. Otro más.

Pero claro, el día se prestaba cómplice para contribuir al disfrute total.
Los "lingotes" seguían diciendo ¡¡¡presente!!!.
Sobre la lancha todo era algarabía. No es para menos. Tomar una caña y sentir que te la quieren arrancar con pura potencia, es para disfrutarlo a pleno.

PESCA 2, 31/05/09:
Y para el final de la nota, dejo la jornada que le precedió cronológicamente a la anterior.
Peto una vez más haciendo brotar por todos sus poros, eso que también conservo a full.
Como dicen aquellos versos que una vez me atreví a escribir hace años y que pongo un estracto:

No importa si en la barranca,
En lancha o canoa a remo,
Sé que en su sangre lleva,
Eso que también llevo.

Una vez más Peto dió vida al motor de su lancha (en este caso, North Carolina con un motor eléctrico adicional para controlar la deriva)
Arrancó con la esperanza intacta, la que siempre mantiene. Por eso somos tan amigos, sus hijos son mis sobrinos del alma. Mi cariño por Peto es inmenso y extraño las salidas con él. Las distancias geográficas, los compromisos y otras yerbas impiden hacerlo. Ya llegará el momento, seguro que sí.
Peto eligió la mosca provocadora (streamer), la ató cuidadosamente al leader, empuñó su caña Sage LE #8 con un reel Sage 1850 cargado con línea clear tip y se dispuso a hacer danzar el emplumado adminículo.
Viajó por el aire varias veces para caer con precisión delante de unos palos.
No necesitó navegar casi nada para que el agua explotara como si un avión caza bombardero hubiera arrojado una bomba en el lugar.
La lucha es frenética, el reel que no para de chillar, el carrete girando a mil, el freno debidamente regulado para que no haya corte seguro, los pasahilos sufriendo el roce constante de una reserva probando su fortaleza y la caña mantenida firme por el pescador cuidando todo el conjunto para que no estalle como el río.
Peto sólo rogaba que no busque los palos porque sería el final por corte.
Pero no, todo parecía estar de su lado.
Sacando 40/50 metros buscó el centro y la profundidad.
Saltó tres veces. El ùltimo (segùn Peto) serca de la lancha. Esto suele ser riesgoso, pues puede terminar con el tippet.

Por momentos buscó esonderse debajo de la embarcación. Peto aguanta el "chubasco", su caña lo dice todo, la puntera metida en el agua con el lingote prepeando firmemente.
No lo podían creer, un "submarino" tiraba del otro lado.


Ya no era un "lingote de oro con escamas". Esta vez se trataba de una verdadera "mina de oro con escamas". Casi 20 kg de pura potencia e increíble belleza.

En la comisura de sus maxilares puede observarse una deformación, producto seguramente de duras batallas anteriores, donde habría perdido parte ósea, y al cicatrizar quedó como muestra la fotografía.
El padre de las aguas, el Paraná, nos cuenta cómo él es capáz de proteger y mantener con vida eso que nosotros los humanos, aùn parecería, en muchos casos no aprendemos.
Yahapé con todo el "hechizo" de pueblito sencillo del interior Correntino, gritó con fuerzas uno de los sapukay más bellos.
Peto,...mi entrañable hermano de los anzuelos, acunaba toda la belleza en su dimensión excacta. La naturaleza con su natural sensibilidad nos acaricia el alma en un nuevo intento por enseñarnos cuán importante es vivir en armonía.
¡¡¡¡Qué feliz me siento hoy!!!!!.
Un afectuoso sapukay.
Leo Kutù.-
Fuente: Peto (a quién agradezco infinitamente).-

martes, 16 de junio de 2009

PORÁ, PORÁ,...EL AGUARÁ (Lindo, lindo,...el zorro)

Hnas./os. de los anzuelos:
Hoy les presento a este bello animal de estos pagos.
¡Precioso por cierto!.

Características:
El aguará guazú puede medir unos 80 centímetros de alto por 1,25 metro de largo, a lo cual hay que agregar una cola de unos 40 centímetros. Es de pelaje rojizo que se aclara cerca del vientre y a lo largo del lomo tiene una raya negra. También son negros su hocico y las patas. Las largas extremidades le permiten ser un veloz corredor y un muy buen saltador, bien adaptado a los terrenos abiertos e inundados donde habita. Se estima que puede vivir entre doce y quince años.


Aguará-guazú:
El nombre, aguará guazú, significa zorro grande, en guaraní.
Además suele llamárselo lobo de crin o lobo rojo. su nombre científico es "chrysocyon brachyurus" (Illiger). Pertenece a la clase de los mamíferos, orden carnívora y familia canidae. Esta especie ha sido declarada por Decreto 1555/92 Monumento Natural Provincial en la Provincia de Corrientes (mi amado solar). La Norma implica la prohibición de su caza, pero también protege su hábitat natural, imponiendo severas multas a quienes lo modifiquen o realicen cualquier tipo de persecución de los mismos.

Su Habitat:
El aguará guazú habita zonas inundables, con pastizales y pajonales que tienen isletas, del este de Formosa y Chaco, y la Provincia de Corrientes.
También en el sur de Brasil y Paraguay y en el extremo este de Bolivia.
En el siglo pasado se extinguieron los aguará guazú que habitaban la República del Uruguay y la región bonaerense lindera con el Río de la Plata.

Su alimentación:
Es un animal solitario, tímido y desconfiado, que suele cazar al anochecer y durante la noche. se alimenta por lo general con pequeños mamíferos y aves, además de vegetales. Para ello captura ranas, lagartos, víboras, cuises, armadillos o insectos. También persigue aves, devora sus huevos y come distintos frutos y raíces.
En otros tiempos, era más habitual encontrarlos.
Se que es casi un sueño, pero ,...¡Cómo quisiera tenerlo enfrente, aunque más no sea como en un flash!!.
Que me mire, lo mire,...y se vaya.
Se que cuando uno va a pescar al I´verá, en algún lugar no lejano estará uno de ellos.
Como un fiel guardafauna,...si, ya se, suena irónico,...pero quiero soñar un poco, total es sólo eso, ...un sueño (el mío) ...y una realidad (él, en algún lugar).

El Aguará en peligro
Carcomido su ámbito original por el avance de las fronteras agropecuarias, el estatus de este animal resulta sombrío en la Argentina. Además de su captura, por lo general accidental o por temor infundado, este simpático cánido carga con el efecto negativo de una leyenda de origen europeo, que se ha arraigado en varias zonas de nuestro país como es la del "lobizón".

El Aguará Guazú es uno de los más bellos exponentes de nuestra fauna, pero acusado de atacar terneros y potrillos, infundadamente ya que sólo ocasionalmente habría capturado aves de corral, se ha fomentado su cacería indiscriminada. Además la alteración de su hábitat por la introducción de cultivos exóticos y las prácticas ganaderas intensivas, las forestaciones y las rutas asfálticas, lo han colocado en la lista negra de las especies en extinción.

El inofensivo y misterioso Aguará Guazú ha ido retrayendo, por todos los motivos expuestos, su área de dispersión. Si se extinguiera, no sólo desaparecería una valiosa especie, sino también la magia del paisaje nocturno del nordeste argentino. En las noches de luna llena ahora nada nos sobresaltará al recorrer los senderos.

Los pocos ejemplares que sobreviven hoy en día están en el este de Chaco y Formosa, en Corrientes y en el norte de Santa Fe. Si todavía existe en Misiones, Córdoba y sudeste de Santiago del Estero, su presencia es solamente relictual. Considerado una rareza, zoológicos y museos han contribuido, paradójicamente, a disminuir su número en el país.

Leyenda
En la narrativa popular, el Aguará Guazú es caracterizado por el "Lobizón". Esta es una creencia de origen europeo, donde el séptimo hijo varón de una familia, durante las noches de luna llena, se transforma en lobo.
Hoy se dificulta también por su astucia en no ser visto.
Siempre "sueño" con volver a tenerlo frente a mi,...¡que preciosura!!!.
Brindo por "mi hermano de los anzuelos" (también comparte los ámbitos donde hago volar mis anzuelos), ...seas eterno, ¡¡¡AGUARÁ GUAZÚ!!!.
Desde la Provincia de Corrientes, Argentina,
Con el cariño de siempre,
♪¡Unos chamamés!♪,
Un abrazo guaraní, y,...
Un afectuoso sapukái.
Leo Kutú.-
Fuente: ambiente ecológico.-

sábado, 6 de junio de 2009

CHAMIGOS


Y el Pescador caminó las costas de su río,
con su sueño mejor,
Imaginando encontrarse con la vida misma,
y saboreó el sabor,
De aquello que de niño disfrutaba,
con su hermano el Sol.
Y fué sentir entusiasmado que sus pasos,
los de pescador,
Lo guíaban por un mundo misterioso,
sublime, ...acogedor.
Con su caña, un reel, la línea y una mosca,
se "plantó" y sonrió.
Y el lugar escogido libremente estaba allí,
Él lo descubrió.
Creó un vaivén glorioso y emplumado,
y la ilusión voló,
Para posarse suavemente en el torrente arisco,
donde navegó,
Hasta enganchar la inocencia oculta de la vida,
con su imitación.
Desde entonces dos latidos impulsaron,
un final mejor.
Sacudió su instinto defendiendo eroico,
su mayor valor,
No perdido en la contienda irrenunciable,
por haber amor,
En las manos indulgentes,...satisfechas,
las del Pescador.-
Un afectuoso sapukay.
Leo Kutú.-
p/d: chamigos, en lengua guaraní significa amigos.-