anuncios clasificados Los Pasos Del Pescador (Ñánde Corrientes porâ): noviembre 2009

domingo, 29 de noviembre de 2009

TRAS LOS PASOS DE LA MOSCA

Hnos. de los anzuelos:
Seguimos en período de veda, esto es, está prohibido pescar (aún con devolución) en la provincia de Corrientes. Desde el 08 de Noviembre al 20 de Diciembre. Cañas guardadas y juntando ganas para cuando se habilite nuevamente la temporada de pesca.
Compartiré el segundo día de visita al Batel , al otro día de aquel donde logré la vieja del agua. (27/07/09).
Tenía un pretexto para hacerlo .
Dejé olvidada la mosca que me permitió pinchar la vieja.
Motivo para regresar a aquel lugar de mi amado Batel.
Para ello una buena idea fué invitar a Mary y Luci. El sí de ambas fué instantáneo. Son muy aventureras y divertidas. Toda una tarde con su companía es garantía de risas y buen pasar. De hecho ya lo hicieron antes.

Juntamos los equipos, y con toda las "pilas cargadas" de nuestros corazones en pocos minutos estábamos en el lugar.
Caminamos por sus orillas. Por aquellos días su cauce (como les mostré en un anterior post) contenía algo de agua. Acumuladas por pocas lluvias. La seca aún no daba señales firmes de avandonarnos.
Hoy, para felicidad, se muestra absolutamente desbordado, inundanda sus partes bajas. Desde hace varios días llueve copiosamente. Días tormentosos, mucho viento, rayos, truenos y relámpagos. Es como si la Naturaleza organizó una gran "fiesta" de luces y cornetas, para festejar la venida del agua que tanta falta hacía.

Mientras bromeábamos y reíamos, aprovechamos para dirigir las miradas al "vestuario" dejado por alguna serpiente que decidió "comprarse traje nuevo", y abandonar el viejo, ja.
Calzábamos botas, son vitales para sentirse seguros en estos lares. La consigna era divertirse y no dar chance a otra situación no deseada.
El día fué espléndido. El solcito calentito nos hacía sentir muy cómodos.

Alguna vez supo deambular por el terruño, pero la impiadosa sequía acabó con ella. Tal vez entrada en años carecía de la fuerza suficiente para soportar los avatares a que fué sometida cuando el cauce estuvo seco. Necesitan del agua.
Debió haber sido una hermosa Karumbé (tortuga). Sus pasos son lentos pero firmes.
Recuerdo, de niño cuando alguna resultaba pescada (tomaban el trocito de carne vacuna puesto en el anzuelo), después de descengancharlas (a menudo vienen precionando fuertemente con su boca,...no clavadas), las llevaba lejos de la costa para entretenerme mirándolas como se orientaban y regresaban al río. Las seguía a cierta distancia. ¡Que lindo era aquello!. Gratos recuerdos.

Mientras Mary y Luci "cotorreaban" muy locuáces, por mi parte hacía uno y otro cast.
Muy pobre el pique del Batel. Es que poca vida tenía. No obstante me obsequió un "querubín".
Creo es el pez más diminuto logrado con mi equipo de mosca.
Ahún observando la foto, cuesta distinguir pez de señuelo, ja, ja, ja, ja, ja.

Los intentos continuaron pero no había respuestas.
Por un rato nos dedicamos a buscar la mosquita olvidada. Que por aquí si, que por aquí no, tal vez entre estos pastos, o aquí en la costa sobre la arena. Mary y Luci completaban el trío del "servicio de inteligencia" tratando de dar con lo oculto.
¡¡¡Eureka!!!. ¡Aquí está!.
Y la mosquita apareció.

Estábamos muy felices y relajados. A tal punto que decidí echarme un ratito y seguir la charla amena. Mis ojos escudriñaban el cielo y advertía el vuelo de garzas, chajáes, aguiluchos, teros y algún que otro pajarito salvaje., cuando no el paso parsimonioso de un lote de vacunos buscando un lugar más agradable.
Mary se hizo de la máquina fotográfica y junto a Luci disparaban continuamente perpetuando aquel momento.
¡Que gozo sentía verlas así!.

Antes de abandonar el lugar posamos con Luci. Cuando no hay presencia de peces, otra alternativa para el pescador es la presencia de bellas companías,...¿o no?, ja, ja, ja.
Caminamos tal como llegamos. Charlas, risas, bromas y curioseando todo lo que llamara la atención a nuestros ojos y enriqueciera nuestros espíritu.
Buscar la mosca fué el pretexto para todo ello.... ¡Ojalá!, en cada salida olvide una mosca,...
Con el cariño de siempre,
Un abrazo y,...
Un afectuoso sapukay.
Leo Kutú.-
p/d: De ser posible en el futuro agregaré al post la foto de la mosca. Razones técnicas hoy me imposibilitan. Hubiera querido postearla ahora. Disculpas.-

domingo, 22 de noviembre de 2009

EL ARBOL DE MI ABUELA

Hermanos de los anzuelos:
¿Quién cuando niño no dejó de dibujar un árbol?. ¡Y qué lindo lo veíamos una vez concluido!.
Nos sentíamos un gran artista, ja, ja, ja.
Esa planta de tronco leñoso, que se ramifica a cierta altura del suelo y supera los seis metros de altura.
Árbol de Tule (imagen)
Secuoyas (imagen)
La diferencia de los arbustos, es que sus ramas (árbol) parten de un único tronco.
Se hacen muy altos (Secuoyas, más de 100mts.), viejitos (miles de años) y anchos (árbol del Tule: 42 mts. de perímetro aprox.)
Los primeros existieron hace 380 millones de años.
Lo grave es que en muchos lugares del Planeta se los está "matando" sin piedad (deforestación desmedida) teniendo gran incidencia en recalentamiento global (un tercio desapareció).
Naciones Unidas Para el medio Ambiente, programó (desde hace un tiempo) plantar un árbol por habitante para fin de este año.-

Allá por el 2003, tomé una lápiz y escribí esto:

EL ÁRBOL DE MI ABUELA (cuento)
Aquella tarde desperté diferente, no se por que, pero diferente. Algo raro había en mi, una sensación indefinida. No que me produjera tristeza, muy por el contrario.
Junté unas ramas, encendí el fuego, y su calorcito fué como una caricia en mis manos. Tomé la pava, estaba solo, aquello sentí como si alguien pasara suavemente sus manos sobre las mías. Debo reconocer que esa experiencia me hizo sentir feliz.
Mientras el agua se iba entibiando alzaba la pava para hacerla viajar hasta el mate y humedecer la yerba (hierba), que se encontraba en su interior como esperando el bautismo. Así estuve por unos minutos, cumpliendo con ese ritual "sagrado" complemento de lo que a la postre sería el "arte de tomar mate".
Ese día elegí hacerlo debajo del árbol, que según mi padre, había plantado mi abuelo (cuando yo muy niño) por sugerencia de mi abuela.
¡¡¡Cuánto amaba las plantas mi recordada abuela!!!.
Hoy la rememoro con nostalgia. Me enseñó muchos secretitos de jardinería. Por gentileza de la vida llegué a compartir muchos momentos comunes, antes de que partiera vaya a saber a qué lugares de las galaxias.
Ya acomodado en el suelo y con la espalda apoyada en el tronco de mi árbol preferido, cebé el primer mate, el vaporcito que despedía "dibujó" en el aire la palabra AMOR. Seguro mi abuela logró aquello, pues era la palabra que más estaba en sus labios.
Rápidamente se sucedieron mil recuerdos de mi vida, ...con mi abuela claro. Desde aquel primer cuento que me narró después de acomodarme en su regazo, hasta la vez que me desafió a correr una carrera y tropezó fracturándose el brazo izquierdo. En esa oportunidad lloré mucho porque por ser muy niño creí que abuelita se moriría por mi culpa. Pese al profundo dolor que seguramente sintió, me miró sonriendo y diciendo a manera de consuelo...
- ¡Qué abuela más torpe tienes!.
Luego se hechó a reír sin parar. Así fué siempre mi abuela, muy valiente y llena de ternura.
Una vez más cebé otro mate. Éste me parecía aún más sabroso que los anteriores,...sería por los recuerdos de mi abuela.
Así pasé varias horas con más recuerdos, como aquel mojarrero armado por ella con una tacuara muy finita, hilo de bordar verde, con los que decoraba los almohadones de mi cama "dibujando" un pececillo, y un anzuelo muy pequeño después de formar un gancho en uno de sus alfileres, ja, La pobre abu cada tanto debía reponerlos porque los perdía a menudo en mis salidas "pesquiles".
Luego noté que el agua se acababa. Miré hacia arriba, las hojas del árbol "saludaron", cerré mis ojos,...y fuí feliz.
Con el cariño de siempre,
Un abrazo y,...
Un afectuoso sapukay.
Leo Kutú.-

jueves, 12 de noviembre de 2009

LARGE ARBOR

Hermanas/os. de los anzuelos:
Ya hace unos años aparecieron en el mercado, estos modelos de reeles para la pesca con mosca, los denominados Large Arbor.
Muchos pescadores conocemos sus propiedades, pero también es cierto que cada año una nueva legión de principiantes se inician en esta recreación apasionante.
Es dable ilustrar diciendo que nuestros reeles de moscas son "maquinitas" muy simples, aunque los fabricantes tienden a tecnificarlas cada vez más para permitirnos un mejor servicio a la hora de salir a pescar.

Los reeles de moscas, tienen una función de almacenaje de línea y una dificultad en recuperar rápidamente los metros fuera de él, más cuando un buen pez nos sacó bastante metros en su frenética corrida.
Reeles para otras modalidades no tienen esta "contra", por contar con sistemas de multiplicación (rotatios/frontales para baitcast/spinning)

Un Large Arbor, como su nombre indica, tiene el centro de la bobina ancho, mucho más que los tradicionales y también de mayor diámetro que estos últimos.
Esta característica permite recuperar a mayor velocidad que un reel convencional. Imaginemos un "lingote de oro con escamas" o un bonefish sacando backing hasta una distancia importante.
Al ser construidos, en su mayoría, en aluminio anodizado, los hace muy resistentes al agua salada.

Otra bondad es que son muy livianos por los diseños que tienen y materiasles de construcción siendo beneficioso para un buen balance del equipo en general.
El mayor diámetro en la construcción de estos reeles, permite que su sitema de freno tenga una mejor distribución interna, por ende el esfuerzo de frenado se optimiza en su mecánica y durabilidad. También su mayor diámetro evita los sobregiros ante una "sacada" violenta y veloz.

Los pescadores sabemos que es muy importante, casi vital, una buena regulación del freno para evitar cortes sorpresivos de tippet.
Aquí vuelve a mostrar sus bondades el reel Large Arbor, porque cuando un pez lleva mucho backing, el diámetro de lo que va quedando envuelto en el carrete disminuye proporcionalmente, y esto modifica la relación-potencia de frenado inicialmente regulado. ya que lo hemos hecho (regular el freno) cuando el diámetro de línea (en sentido general) era mayor en el carrete.
Quiere decir, que al achicarse el diámetro de backing manteniéndose la regulación inicial aumenta las probabilidades de corte (desde la lógica y desde la física).
Pues bien, en un reel Large Arbor, esté diámetro no variaría de manera sustancial. como consecuencia el frenado se mantiene parejo en toda la sacada. Vital ante una clavada e inmediata corrida violenta y veloz de un pez.

Aclaremos que si bien aparecieron como novedad firme en el mercado allá por mediados de los '90, su diseño (Hardy-creador) data de principios de sigloXX y un nuevo intento (de posicionarlo en el mercado) en Suecia allá por los '80.
Este mayor ancho/diámetro se da en el clásico o más utilizado (large arbor), pero también se diseñaron con mayor diámetro (eje) pero manteniendo el ancho de los tradicionales (ancho de los que conocemos como comunes). También están los que permiten intercambiar carretes standard con carretes con otros de mayor diámetro en el eje, ofreciendo una funcionalidad más generosa a la hora de elegir el pescador con cuál carrete pescar teniendo en cuenta (tal vez) el lugar y especies que habitan el río o lago visitado.

Cuando deciden fabricarlo con la bobina más ancha lo es para que no pierdan capacidad de almacenaje de línea/backing que la perdería al poseer el eje más grande.
Ya ven, son una buena opción,...¡vaya que lo es!, cuando se requiere adecuar el equipo correspondiente a la pesca anhelada.
Queda en la decisión de cada pescador, elegirlo.
Desde la provincia de Corrientes, Argentina,
Con el cariño de siempre,
Muchos chamamés,
Un abrazo guaraní, y,...
Un afectuoso sapukái.
Leo Kutú.-

martes, 3 de noviembre de 2009

¡¡¡¡¡REENCUENTRO CHAMIGO!!!!!!!




Hermanas/os de los anzuelos:
Esta salida la quise publicar en su momento, pero por razones técnicas no disponía de las fotos.
Enorme emoción me da hacerlo ahora, a pesar del tiempo transcurrido(no mucho, por cierto) .
¡¡¡Pude hacer volar mis moscas para que las recibiera en sus "brazos" mi amado Batel!!!.
¡¡¡Qué felicidad infinita!!!.
Aquel día, 27/07/09, transcurría el invierno pero con una temperatura agradable.
¡¡¡Un día fantástico!!!, a pleno sol, muy poco viento, apenas una brisita que nos acariciaba a todos quienes deambulábamos por el lugar.
Él estaba allí, muy "flaquito",...pero ¡¡¡VIVO!!!.
¡¡¡Bateeeeel!!!,... ¡Querido "hermano de los anzuelos", qué alegría verte chamigo!.
Fué la expresión que me nació de muy adentro de mis sentimientos al llegar junto a él.
Ya sé que no me escucharía y aún menos respondería,...o sí,...él tiene su lenguaje natural y con él "habla".



Apenas perceptible era su discurrir, como sacando voluntad de las entrañas mismas., por ser vagual, ...naturalmente vagual. Así vivirá por siempre, lo sé.

Las que sí se mueven a sus anchas son las Karumbés (en lengua guaraní: tortugas). Parecen distraídas, pero a poco que perciben el acercamiento hacia ellas de algo que consideran extraño,...¡bluuum!, se zambullen dejando "dibujos" en movimiento sobre la superficie del canal, ja, ja, ja.

Durante media hora caminé por sus orillas escuchando cada sonido y gravando cada imágen en mis retinas.
Aaaaaaaaaa, pero llega la hora del hambre y hay que comer, ja, ja, ja.
Me acomodé es sus barranquitas, más altas que nunca por la seca.
Busqué lo que había alzado para el morfi, y escuchando unos chamamés que "salían"de mi pequeña radio-compañera. Mi ser se hinchaba de felicidad como un aerostático gigante.



Qué placer y disfrute ser parte de todo el entorno. Algunas garzas en "su mundo" por allí, varias aves revoloteando, cantos de otras tantas, y curiosos caballos lentamente acercándose para quedarse observándome y brindarme companía a pocos metros.
Estábamos todos en "casa".

Con el estómago algo cargadito, proseguí dando pasos de pescador por el "camino de toro". Así llaman al senderito marcado por los vacunos a metros del cauce. De tanto transitar por el mismo lugar el terreno se "pela" y queda la ruta,...el "camino de toro".
Cada tanto, paseaba mi mosca intentando pescar algo.

Descubrí una Palometa al borde del agua. Su lomo sobresalía la superficie. Si hay un pez voráz por excelencia es la Palometa. Eso sí, un pique y mosca destrozada. Su potente dentadura y la manera que encastran al cerrar sus fauces, producen el mismo efecto que una guillotina.
Igualmente me dispuse a sacrificar una mosca. Quería sentir la pesca en mi amado Batel.
Un falso cast y mosca al agua. Cayó frente a su narina,...y nada. Dos intentos más sin respuestas.
Mmmmmmm, me dije, si no se avalanza la Palometa, esto viene muy duro, ja, ja, ja.
Tal vez el agua muy fría la aletargó, tal vez estaría en sus finales por la escasa oxigenación del agua, talvez,..muchas conjeturas podría hacer.

Reanudé mi periplo, encontrando restos, producto del impacto de la bajante extrema (hoy estaba con más nivel por lluvias pasajeras de días anteriores). Son presas fáciles de las garzas y cigueñas.
Llegué a un meandro donde "tropecé" con restos de un Vacuno muerto. Otra víctima más de la y severa sequía y falta de buenas pasturas.
Buscando entre sus huesos di con lo pretendido. Una taba. Este hueso con el cual los gauchos pasaban lindos momentos de diversión en cada pago rural. Costumbres ancestrales de juegos y apuestas.



Tomé la taba (hueso) y comencé a arrojarla por los aires unos 5/6mts. para luego de caer ver qué me deparaba el azar. Suerte o culo ( mala suerte), así se designa según la cultura gauchesca. Me entretuve un gran rato, ja, ja, ja. Estaba hecho todo un gaucho de siglos pasados, ja, ja, ja. ¡¡¡De timbas con Batel!!!.
¿La verdad?...para el festejo del encuentro,...¡¡¡Vale!!!,..¿O no?. ¡Que sea festivo, sí señor!. ¡¡¡Viva Batel!!!.

Reanudé mi caminar por sus costas.
El azul-celeste de sus aguas me colmaban de alegría, ¡qué feliz estaba!, aunque no haya pescado nada todavía.
Decidí, volver sobre mis pasos y recorrer en sentido contrario.
Mientras abanzaba escrutaba cada lugar que su cauce me lo permitiera.
Me alejé muchísimo, quería recorrer lo más que el tiempo me lo permitiera.



Mis ojos dividían el tiempo entre descubrir un lugar que invite al lance y los pastos para advertir alimañas. Y allí estaba la bella. Una preciosa Ñacaniná. Son muy agresivas y de "pocas pulgas", si bien no son de veneno mortal. Eso sí, cuando se lo proponen, muerden bien, ja, ja, ja, ja.
Quieta estaba como haciendo un "piquete" ("cortando" transversalmente) en el "camino de toro". Al pisar serca, se deslizó hacia abajo por la barranca y los yuyos.
Demoré mis pasos de pescador, para deleitarme con su reptar armonioso. Desde criatura me fascina ver desplazarse a los ofidios. Sus dibujos en el cuero también me atraen mucho.
Cuando se enojan (Ñacaniná), ensanchan su cuello y emiten un sonido semejante a un resoplar, algo así como un ¡¡¡ffsssss!!!, ¡¡¡ffssss!!!.
Fué lo que hizo, es que entre ella y yo estaba la entrada de su cueva. Allí quería dirigirse. Así lo hizo finalmente.

Continué. Llegué hasta una nueva curva. El lugar me pareció propicio para unos lances.
Cambié de mosca. Coloqué una semejante a una libélula, en colores verde(cuerpo goma eva y cola) y negro (alas). La colita trenzada. Ojos de perlitas azul oscuro. Era lo único que tenía semejante a un insecto.
Dejé profindizar (nada ortodoxo en la pesca de libélula) rascando el fondo y ¡¡¡ZASSS!!!, una pintoresca Vieja del agua la tomó. Es un pez que para nada ofrece "combatividad", pero en ese momento era como haber enganchado un "Lingote de oro con escamas" de 18 kg. con un equipo # 4. ¡¡¡¡QUE FELIIIIIICIDAD!!!!!!, pesqué nuevamente en el Batel. ¡¡¡Gracias hermano querido!!!!
Podrá parecer una exageración, pero para nada lo fué para mí.
Batel estaba muuuuuyyyy "flaquito"(poco nivel), tenía un enooooorme pobreza material, pero, como esos amigos de la vida a los cuales no le a ido bien económicamente pero que contienen una inagotable riqueza espiritual, Batel, mi chamigo de toda la vida, desde que era niño, esta vez y como siempre, me "recibía con los brazos abiertos, y con su inconmensurable generosidad me permitía gozar en el extremo de mi línea a uno de sus tesoros (vieja del agua-pez limpiafondos)rescatado de su "pobre billetera", y además, ... me regalaba toda su infinita bondadad haciéndome sentir más pescador que nunca.
¡Una pesca que jamás olvidaré!. Por toda la connotación que tuvo.
Llegó la hora de despedirme, y solo le dije ,...¡hasta la próxima chamigo Batel!.-

Desde la provincia de Corrientes, Argentina,
Con el cariño de siempre,

Muchos chamamés,
Un abrazo gigante y,...
Un afectuoso sapukái.
Leo Kutú.-
p/d: Hoy la sequía y altas temperaturas (hasta más de 40º calor), nuevamente castigan con dureza la zona.-