anuncios clasificados Los Pasos Del Pescador (Ñánde Corrientes porâ): COMO UN SUEÑO,...SOLO RECUERDOS

domingo, 5 de julio de 2009

COMO UN SUEÑO,...SOLO RECUERDOS


Recuerdo cuando con gran entusiasmo decidía ir a pescar a mi amado Batel.
El "pobre" (no lo expreso peyorativamente sino que lo digo desde la piedad), hoy trata de recuperarse del duro golpe asestado por la sequía.
Su entorno maravilloso, su caudal rebosante de aguas claras coladas por la densa vegetación en su naciente, los esteros, vive en mi memoria.
Cuánta sabiduría, la de la Naturaleza. Así como nosotros colamos el café para desayunar, para que éste tenga una límpida preparación, la Madre Naturaleza cuenta con su "colador natural", los camalotales y demás vegetación. Y el agua discurrirá limpia y trasparente, como sana expresión de la pureza.
Esa pureza genuina que tanto nos hace falta mantener a nosotros los mortales.

Recuerdo cuando montaba mi bicicleta (¡cuán saludable es bicicletear!!!), o elegía hacerlo en moto, cuando no en automóvil.
Solo formas diferentes, lo escencial era ir a pescar. Estar junto a Batel.
En el camino era inevitable encontrarme con "mis hermanos de los anzuelos".
Como en aquella ocasión cuando cinco preciosos ñandùes se paseaban orondos mientras pillaban algùn insecto, semilla u otro alimento que les brindara el campo (en la toma, dos quedaron fuera de foco por estar distantes).
Apenas delatan la presencia de algùn extraño, levantan sus cabezas para escudriñar absolutamente todo.
Es que no quieren ser sorprendidos por nada extraño.
Hay quienes aseveran, sus plumas son las que más turbulencia producen al formar parte de una mosca.
Recorrer pedaleando esos idílicos 12 km sintiendo la brisa en el rostro, metiendo todo el aire que pudieran mis pulmones cargando olores salvajes, mientras mis ojos se deleitaban descubriendo esa reunión con revoloteos jubilosos de tantas garcitas disfrutando de la laguna.
¡¡¡Aaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!,...¡Qué tesoro guardado en mi memoria!!!!!!
Y yo intentando ser un salvaje más.
Estar "metido" en el medio de todo eso no lo cambio por nada.
Compartir momentos con tanta companía torna imposible sentirse solo.
Era una mixtura de sonidos, olores, colores, movimiento y cuántas "cosas" más. ¡¡¡¡Cuánto encanto!!!!!!!!!!!.


















Y llegaba al Batel.
Como si fuera poco, el verde colmado de "pompones de algodón".
Desde lo alto del terraplén divisaba ovejitas pastando allí junto a Batel, quien le proporcionaba la posibilidad de saciar la sed después de una opípara comilona, ja ja.
Se la pasan morfando pastos y agitando sus orejitas. Son preciosas. Recuerdo a Tom, una ovejita que cuando criatura criamos de pequeña y respondía al llamado por su nombre. También cuando le dábamos la mamadera de leche.
Allí estaban mis "hermanas de los anzuelos", dispuestas a brindarme su companía sin desatender sus acupaciones. Como debe ser.


Son muchas y variadas las moscas efectivas para los "lingotes de oro con escamas".
Pero una que me dió buenos resultados es esta.
Mis querubines participaron como bailarinas en una de las comparsas animadoras de los corsos en mi Pueblo, época de carnaval.
De sus trajes quedaron algunas plumas.
Como todo mosquero heché mano a tal producto y dispuse utilizarlo para darle forma a mosca alguna.
Salió esta.
Tuvo una sola contra si tratáramos de encontrarle alguna.
El anzuelo. Este por ser de gancho algo pequeño tiende a desprenderse una vez clavado y ante la firme defensa de tan arisco pez (Dorado). El nùmero más pequeño que utilizo para los "lingotes" es en nº 1/0 y el mayor 3/0 (excepcionalmente 4/0).

Qué lindo fué estar ante una corredera, lugar en que gusta mucho estar el lingote, porque al tomar velocidad el agua ésta aumenta en oxigenación.
Gas disuelto del cual es muy demandante el dorado.
Todo punto donde el líquido se acelera es un buen sitio para el Salminus Maxillosus (Dorado).
Mientras hacía volar mi mosca, una garcita se paseaba buscando su presa.
¡¡¡¡Maravillosa convivencia!!!!!!!!!
Me siento un agraciado de la vida, haber nacido y vivir por estos lares, antes que en el microcentro de una gran urbe rodeado unicamente de cemento.
Siempre necesité del verde para sentirme vivo. Poco tiempo me tocó recidir en la Capital Federal y sus zonas de influencia, entre otras ciudades. No pienso volver a esos centros. Unicamente de paseo, o maniatado, ja, ja.

Recuerdo una vez, cuando todo se presentaba lo más cercano a lo perfecto.
El sol calentaba mi rostro.
Las aves revoloteaban por los aires.
El ganado pastaba tranquilo y muy concentrado.
La cascada del Batel con su melodía propia y encantadora.
Los pajonales cercanos contoneándose como bailando un Chamamé (mùsica autóctona interpretada con acordeón, guitarras y bajo) romántico. Si hasta me parecía que los kaá guazù (hierbas grandes-pastos altos) formaban parejitas.
¡Fsssssssss!, ¡Fsssssss!, ¡Fssssssss!
La línea yendo y viniendo pasando por los pasahilos.
Mis manos firmes, una en el mango de corcho mientras la otra tratando de darle armonía al funcionamiento del conjunto.
Y la mosca nadando nerviosa en la corredera para ¡¡¡¡ZAAAASSSS!!!!! ser fagocitada por el Lingote.
Y la historia volver a escribirse: saltos, corridas, caña arqueada y emoción. Siiii ¡¡¡¡EMOCION!!!!!.
Son muchísimos los recuerdos de experiencias vividas en el Batel encerrados en el cofre de mi corazón.
Tal vez algùn lingote recuerde un beso de despedida antes de devolverlo a su "casa".
Hoy hubiera brindado lingotes muy bellos (el Batel).
A principio de este año y antes de la sequía, pude capturar en una tarde y sin caminar mucho, cuatro "lingotes de oro con escamas", siendo el más grandecito cercano a los dos kilogramos.
Es cuestión de esperar.
Siempre y cuando no se lleven adelante algunos malos proyectos de invertir en cultivos de sojas en la zona.
¡¡¡Que esto nunca ocurra!!!!!!!!!!. Sería el final.
Pero por ahora quiero seguir esperanzado y recordando lindas pescas pasadas junto a mi "hermano de los anzuelos" Batel.
En mi ùltima visita días pasados, comprobé que por las recientes lluvias (aunque insuficientes), volvió a regalarme la mùsica de su corredera. Solamente el pié sumergido, pero,...¡¡¡EL BATEL VIVO!!!!.
Me hace feliz acordarme de esos momentos en que todos,...¡NOS ESTRECHABAMOS EN UN ABRAZO Y...GRITABAMOS EL MEJOR DE LOS SAPUKAY!!!!!!!!!!.-
Un afectuoso sapukay.-
Leo Kutù.-

7 comentarios:

Raúl dijo...

Que decirte Leo.

Enhorabuena por esas capturas y esas fantásticas moscas.

Un sapukay

junior dijo...

Querido Irmão de Anzóis Leo, mais uma vez seu texto é poesia, parabéns pela beleza de suas histórias. Fico feliz que o Batel esteja recuperando seu caudal.
Um sapukay

Leo Kutú dijo...

Hnos. de los anzuelos:
Raùl:
Siempre es grato tenerte.
Ya estás aprendiendo a gritar sapukay.
Junior:
Me alegro que te haga feliz leer mis textos, y que sientas por Batel la misma felicidad que la mía.
Al igual que Raùl, ya gritas sapukay.
A ambos, muchas gracias por visitarme.
En cuamto a los sapukay, lo van a necesitar cuando estén por mis pagos enganchando algùn lingote.
Un abrazo y,...
Un afectuoso sapukay.-

Jose dijo...

Tu querido Batel ya ha recuperado su alma: el agua.
Encantador lugar con los sorprendentes ñandúes vagando por su entorno.
Y bueno, ese magnífico y bello pez que es el dorado.
Saludos.

Leo Kutú dijo...

Hno. de los anzuelos, Jose:
Muchas gracias por visitarme.
Es verdad, recuperó su alma, su mùsica,...sus ganas de vivir.
Seguramente me brindará nuevos lingotes algùn día,...eso espero.
Un afectuoso sapukay.-

Nicolás Moreno dijo...

Qué hermoso se ve el arroyo en las fotos....y qué paisajes.
Seguramente, muy pronto, esperemos te esté regalando las emociones de esos lingotes.
Un abrazo.
Nico.

Leo Kutú dijo...

Hno. de los anzuelos, Nico:
Gracias por tu visita.
Ansioso esperaré tu "regalo de lingotes". Mucho éxito en ello.
Un afectuoso sapukay.-