anuncios clasificados Los Pasos Del Pescador (Ñánde Corrientes porâ): Navegando nuestras aguas

domingo, 10 de junio de 2012

Navegando nuestras aguas


Hnas./os. de los anzuelos:
Cuántos relatos épicos hemos escuchado de los Abuelos y Padres, describiendo vivencias en tiempos remotos para sortear aguadas buscando comunicarse el hombre con el hombre, en ese instinto evolutivo.
Fueron muchas las hazañas logras por el humano en ese devenir de su historia.
Hoy solo quiero hacer referencia, a algunos medios con que en mi Provincia de Corrientes se lograban unir comunidades, a pura navegación. 
Ñande (nuestro) Aruhary (como me gusta llamarlo al Río Corriente) está "delgadito" por la sequía. Nuestras "Hermanitas de los anzuelos" las Nuves no traen el agua necesaria para "alimentarlo" suficientemente. Se suman las bombas de las arroceras y las miles de hectáreas de Pinos y Eucaliptus forestadas en esto de "beber" de sus entrañas.
Pero el Aruhary tiene esa "sensibilidad" propia del nativo, y parece "darse cuenta" de lo mucho que siento no poder flotarlo como quisiera para reencontrarme con mis "Hermanos de los anzuelos", los "Lingotes de oro con escamas"; entonces...me da la oportunidad de "unir" tiempos distintos a través de esta Yga (en Lengua Guaraní significa canoa), que vaya a saber a qué nativos supo hacerlo feliz navegando sus aguas. Lindas sorpresas al deambular por sus lugares.
Me gustaría saber a qué momento real de la historia pertenece,...tal vez algún día alguien "sabio" la analice y me lo diga,...quisiera saberlo. Este pedazo encontrado está hecha con un tronco ahuecado,...¡¡¡Qué maravilla!!!, el Humano y sus recursos...
En mi miñéz, supe trasladarme "de la mano" de mi Padre en esta Balsa que unía las costas del Aruhary (los Departamentos de San Roque y Mercedes, comunicando los Pueblitos de Chavarría y Felipe Jofré respectivamente) en este lugar que lleva de nombre Paso Lucero. Épocas de caminos de tierra que se dificultaba muchísimo transitarlos cuando la lluvia los embarraba. 
En la fotografía se observa a operarios trasladando el cargamento fruto de la cosecha del arroz. Allí escuchaba hablar en Guaraní a quienes prendidos al cable de acero y "trancándose" con sus pies descalzos se esforzaban para darle movimiento y trasladar los vehículos de ocasión. Cuantos recuerdos me surgen al mirar esta foto (me la regaló un Tío fallecido, muy, muy querido). 
Construido un puente Bailey, de esos prefabricados para uso militar, entró en desuso. Mi Padre junto con amigos la utilizaban para adentrarse hasta el medio del río y desde allí pescábamos...¡¡Qué bonito era, qué bonito!!.
A esta añorada Balsita, le escribí estas letras...

BALSA VIEJA
Vieja balsa que llevaste,
ilusiones por el río,
que es hogar del Surubí,
Me arrullaste entre barandas,
con esfuerzo ñande gente, 
saludando en Guaraní.

Fueron sueños que viajaron,
hace tantos años, lejos,
una vez, ...vuelta a partir.
Es imagen imborrable,
esas manos agarradas,
de Corrientes pynandi.

En el paso, que de nombre,
alguien "bautizó" Lucero,
dos orillas supo unir,
Chavarría y Jofré, Pueblos,
dibujados en el alma,
con mirada mitaí.

Traducción del Guaraní al Castellano.
Ñande: nuestro/a.
Pynandi: Pie descalzo o descalzo.
Mitaí: Niño.

En la Localidad de Carlos Pellegrini, justo donde está la reconocida internacionalmente Laguna Iberá (en realidad su correcta escritura es Yvera, ya que Y significa agua, Vera-se pronuncia verá- significa brillante; de allí que su traducción sería "Aguas que brillan o Aguas brillantes"), se encontraba esta Balsa maravillosa (al parecer Holandesa) un verdadero tesoro que no supieron valorar las autoridades.
En su oportunidad supe enterarme que fue construida allá por 1912 más o menos, modelo Mississippi de 23 mts., propulsada por ruedas de paletas, única en la Argentina. Se encontraba sumergida y quisieron reflotarla con total impericia con una grúa. Solo lograron que se defondara, destruyéndose, para algunas de sus partes ir a parar a un terreno municipal y otras partes se habrían llevado los "amigos de lo ajeno". ¡¡Una pena!!, que hoy no esté cuidada y exhibida en esa Localidad Correntina de tanta atracción turística.
La miro, y no dejo de llenarme de emoción. En la foto, en plena flotada en la Laguna Iberá, hace ya muchos años,...cuando estaba "viva".
Los tiempos han pasado y hoy los puentes modernos nos unen, pero cada vez que nos entusiasmamos por salir a pescar, "pegámos" un piolazo y nos vamos a hacer volar nuestros anzuelos,...navegando,...siempre,...navegando nuestras aguas.-
Desde la Provincia de Corrientes, Argentina.
Con el cariño de siempre,
Muchos chamamés,
Un abrazo gigante y,...
Un afectuoso sapukái.-
Leo Kutú.-

4 comentarios:

UCA MEDICINA 2010 dijo...

Te felicito leo.. Siempre con la la palabra justa, acercándonos a nuestros orígenes. Un abrazo y un afectuoso sapukay. Permitiéndome hacer uso de una de tus frases ya patentadas.

Leo Kutú dijo...

Hno. de los anzuelos, UCA Nedicina 2010:
¡Muchas gracias por visitarme!.
Agradezco tus palabras tan generosas para con mi persona.
¿De dónde eres?.
Que tus salidas de pescas te proporcionen mucha felicidad.
Un abrazo enorme y,...
Un afectuoso sapukái (¡Qué lindo se "escuchó" el tuyo!. Destaco tu gesto). Otro abrazo.-

Jose dijo...

Me causa pena leer que han plantado eucaliptos en ese lugar. Beben tales cantidades de agua, que al alcanzar cierto porte, el río ya no sólo dependerá de las lluvias, sino de la sed de los árboles.
Aquí es una plaga que maldigo a menudo, ya sea por los incendios o por los ríos con escaso caudal.
La embarcación fue una pena que no se conservase, pero a veces se hacen cosas sin sentido.
Saludos Leo y que pronto las nubes traigan la ansiada lluvia.

Leo Kutú dijo...

Hno. de los anzuelos, Jose querido:
¡Muchas gracias por visitarme!.
Cuánta razón tienes referente a estas forestaciones. Además de "llevarse" tanta cantidad de miles de litros diarios de agua por planta adulta, los campos quedan muy dañados cuando los desmontes hayan finalizado. Este impacto en un lugar de semejante riqueza verdaderamente es una pena,...y con autoridades que no "quieren verla"...más triste aún.
Que tus pescas tye brinden mucha alegría.
Un abrazo gigante y,...
Un afectuoso sapukái.-